Hay un rincón adonde siempre me escapo cuando necesito respirar. Está cerca de mi casa, en Vilanova i la Geltrú. Me gusta pensar que es mi sitio secreto porque está un poco escondido; y que solo existe para mi porque nunca hay nadie… Allí, después de atravesar bosques y caminitos, y desde la altura de las rocas, se puede contemplar el immenso mar 🌅

El secreto se rompe cuando voy con mis parejas a hacer la sesión de fotos previa a la boda. Me gusta llevaros allí no solo por el paisaje y esa luz sanadora que cae al atardecer, sino para que os llenéis de la paz y tranquilidad que a mi ese lugar siempre me da. Para que, después de meses de preparativos y esfuerzo, todo eso desaprezca durante un rato, difruteis solo de vosotros dos y sepáis que todo, absolutamente todo, va a ir bien!

Back to portfolio