Siurana, sin duda uno de mis lugares favoritos para ir a tomaros fotos. Para mi, es como un ‘santuario’ natural con una energía muy especial. Es uno de esos sitios en los que, sin saber exactamente por qué, te sientes alejado de todo, la tranquilidad invade tu mente y los problemas desaparecen. Solo te apetece sentarte, cerrar los ojos, respirar muy hondo y dejar pasar el tiempo poquito a poco, sin prisa. Y luego está la luz, con una de las mejores puestas de sol que he visto. No me cansaré nunca de animaros para que vayamos a hacer las sesiones ahí!

Back to portfolio