Flor y Armen tienen una historia de las que emocionan. Flor es argentina y se marchó de su país para poder cumplir sus sueños. Una mujer fuerte y valiente que no tuvo ningún miedo al embarcarse en este viaje ella sola, lejos de su país, sus amigos y su familia. Luego conoció a Armen y fue cuando se arreló aquí. Su boda en Espai Miravall (Lleida) fue una gran fiesta, pero también un emotivo reencuentro de Flor con muchas personas importantes que hacía años que no veía, y que viajaron mas de 10.000 kilómetros para poder verla a ella y al amor de su vida, Armen. En definitiva, hubo una mezcla de emociones como la alegria y la nostalgia que me hicieron saltar más de una lagrimita. Os dejo con las imágenes de esta pareja que rebosan especialmente cariño y frescura. Supono que cuando dejas cosas importantes atrás, amas más fuerte.

Back to portfolio